dilluns, 21 de novembre de 2016

TERTULIA LITERARIA. EL PERIODISTA DEPORTIVO DE RICHARD FORD

El periodista deportivo, publicada en 1986, es una novela sobre un escritor fracasado convertido en periodista deportivo que sufre una crisis espiritual debido a la muerte de su hijo. Esta obra lo consagró: la revista Time la eligió una de las cinco mejores novelas de año (en 2005 la seleccionaría entre las 100 mejores novelas desde 1923, año de la fundación del semanario) y, además, fue finalista del premio Premio Faulkner 1987. El periodista deportivo es la primera de una trilogía compuesta a su vez por ‘El día de la independencia’ (premio Pulitzer y premio Faulkner) y ‘Acción de gracias’. Entre medias, veinte años. Más de mil quinientas páginas sobre la vida de su protagonista, Frank Bascombe, que se deja arrastrar, al menos en esta primera parte, por el vaivén de sus días sin implicarse demasiado en nada, con la falsa creencia de que tal vez así pueda salir indemne de todo..
Richard Ford construye un personaje cuya búsqueda de la felicidad a lo largo de toda la novela supondrá una mezcla extraña entre la desidia del que se deja llevar y la tesón del que no pierde de vista su objetivo. Con un tono sosegado, indolente e impasible, a ratos monótono pero profundamente real, su protagonista, Frank Bascombe, se transforma en casi un mero, aunque también brillante, observador.
Y es que, todo lo que sucede a su alrededor, esa especie de selección narrativa por la que todo narrador tiene que pasar, que va de lo sustancial a lo insustancial, del pasado al presente, de la emoción a la inanidad, no hace más que proyectarle a él mismo y evidenciar sus contradicciones internas y sus inquietudes. Aquellas que nos descubren a un hombre que, aunque parcialmente anestesiado por la rutina y el día a día, a fuerza de no padecer, tremendamente optimista en su discurso, incapaz de digerir o procesar según qué cosas,  de reaccionar y tomar parte, esconde un hondo pesar y un enorme desencanto por la vida. Aquella que Richard Ford retrata tan fiel a la realidad. Algo que tiene que ver con la banalidad de lo cotidiano, es cierto, casi con lo mediocre, pero también con el complicado mérito de encontrar un rayo de literatura en medio de todo ello. Y eso lo consigue con creces.
Esta es la próxima propuesta para leer y compartir en la Tertulia de Cotes. Te animas?