divendres, 3 de juny de 2016

CONCURSO JÓVENES TALENTOS DE RELATO CORTO DE COCA COLA

La alumna de 2º de la ESO  Andrea Domínguez Bayón, ha quedado finalista en el CONCURSO DE JÓVENES TALENTOS DE RELATO CORTO DE COCA COLA  en la provincia de Alicante.
Le damos nuestra enhorabuena, y le animamos a seguir escribiendo, porque lo hace muy bien.
Os dejo el relato para que lo disfruteis :

UN CAFÉ Y UN RECUERDO, POR FAVOR


Gran via, Madrid.

25 de diciembre, mi cuerpo temblequea aparatosamente, y no se si es de frío o pavor.

Música de fondo, "Let her go" de Passenger. Interpretada por un artista callejero de voz quebrada, al son de una guitarra anticuada y deteriorada por el paso del tiempo que cuelga de su hombro derecho.

percibo un olor agradable pero me es imposible localizar desde donde procede. Olfateo entornando de una forma leve mis ojos. Café.

Bonita escena, bonito lugar y bonito momento. Todo lo bonito que puede llegar a ser una despedida.

Gracias por ser tabla

después de tanto naufragio seguido;

y por seguir siendo salvavidas,

motivo y causa.

Perdona por todo el daño,

ya sabes que tengo la manía de autodestruir

todo lo que hay a mi lado.

Bailemos sobre las cenizas de un amor ya muerto.

Echemos migas de pan

a los patos de aquel estanque ya congelado.

Demos media vuelta al mundo

para que si nos cansamos,

no nos quede más remedio que volver

de la mano.

Montemos en aquella noria en ruinas

que aunque pudiendo caer

sigue sacando sonrisas.

Volemos, aunque la hostia de después no la cure ni el tiempo.

Vivamos de imposibles

que es la única manera en la que pueden vivir los locos.

¿Y lo de estar cuerda?

La cuerda la coges y me atas con ella a tu cintura.

O mejor atas todos aquellos miedos,

reproches,

noches,

canciones,

y recuerdos que me hacen seguir estando atada a ti.

Deja de contar los días y cuenta conmigo.

Apostemos todo y cuanto tengamos por lo nuestro,

¿y si perdemos?

Si perdemos ya no hace falta que te quite la ropa.

No quiero olvidarte, solo que me dejes de doler un poquito,

aunque como bien decia mi madre:

"Si escuece, es que está curando" .