diumenge, 13 de març de 2016

De los quarks a la web


                                                                                       



Es posible que muchos de nosotros hayamos escuchado en varias ocasiones que la física de partículas es una rama de la ciencia extremadamente complicada cuya comprensión se halla al alcance de tan solo unos pocos, puesto que creemos que se basa en una telaraña de fórmulas matemáticas regidas por un estricto orden lógico que las personas no expertas somos incapaces de comprender. Con este ensayo magistral, Jorge Velasco, uno de los representantes españoles en la Organización Europea para la Investigación Nuclear, comúnmente conocida como CERN, intenta demostrar lo erróneo de esta concepción. 

Sabemos que las matemáticas son una ciencia abstracta que requiere exactitud, manifestación pura de la lógica y la razón humana. Por este mismo motivo, no necesitamos comprobar experimentalmente ninguna conjetura ni teorema, puesto que la razón no requiere de la práctica y la aprobación de los sentidos. No obstante, esto no sucede en el mundo de la física, ya que esta última es una ciencia experimental, aunque se base en las matemáticas. En definitiva, una determinada ley física debe ser demostrada por la práctica y el experimento. De lo contrario, será considerada como simple numerología o tautología.

Para ser un buen físico, además de dominar las reglas lógicas uno debe tener imaginación. De hecho, varios expertos afirman que los estudiantes de ciencias experimentales deben aprender a imaginar y visualizar aquello que estudian antes de aplicar unas fórmulas compuestas por letras, números y signos de todo tipo. El físico español redactó este ensayo basándose precisamente en los argumentos previamente expuestos. Utilizando su capacidad de síntesis y de redacción, es capaz de explicar unos procesos sumamente complejos con términos bastante asequibles. 

 "La textura del mundo" supone una magnífica oportunidad para todos aquellos interesados en las ciencias experimentales de comprender mejor la naturaleza de este universo.